Este sábado, el presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira Elizondo, se presentó voluntariamente ante la policía española, a fin de ser reingresado a prisión, luego de que el tribunal de apelación desestimó el recurso de súplica ante la solicitud de extradición presentada por el Gobierno de México.

Una vez que -en su caso-, la decisión del tribunal sea refrendada por el Consejo de Ministros y en los próximos días se comunique oficialmente la sentencia negativa, la defensa del empresario mexicano presentará un recurso de amparo y la solicitud para regresar a libertad condicional en tanto culmina el proceso legal.

Según los abogados del empresario, las acusaciones en su contra sobre operaciones con recursos de procedencia ilícita carecen de sustento legal. Los movimientos financieros por los que se le acusa, dicen, tienen un origen lícito y justificado al ser operados a través de Altos Hornos de México.

“Jurídicamente los pagos correspondientes al acuerdo de trabajo con el señor Emilio Lozoya Austin corresponden a un trato comercial entre particulares, dado que, al prestar sus servicios de gestoría y apoyo técnico, el beneficiario no era funcionario público y realizó las tareas estipuladas a satisfacción de las partes”, señaló la empresa en un comunicado.

El pasado jueves 5 de noviembre, Alonso Ancira concedió una entrevista al periodista Carlos Loret de Mola. Le dijo que el proceso legal en su contra le ha costado entre 800 y 900 millones de dólares, a lo que sumó el valor que ha perdido la empresa desde que comenzó la persecución en su contra.

El empresario aseguró al medio Latin Us que definitivamente se ve a sí mismo como un perseguido político, además de considerarse un chivo expiatorio para supuestamente meterle miedo a los empresarios mexicanos.

“Demandé al presidente porque amenazó a los jueces. Le dije que ‘usted no es autoridad para decidir quién es culpable, ni puede amenazar a los jueces’. Lo que me está haciendo, es un payback, para meter terror a todo el mundo. Ahora todos los empresarios van y pagan cuando se les dice”, aseguró Ancira.

Por otra parte, aseguró al medio que no conoce al presidente de México, pero sí tiene relación con algunos otros funcionarios de su gabinete, aunque superficialmente. Únicamente tiene un recuerdo más cercano con Alfonso Romo (Jefe de la Oficina de la Presidencia), quien, reveló, “perteneció al consejo de Altos Hornos de México por 11 años”.

Ancira también señaló que hasta el momento no tiene claro “cuál es el reclamo del gobierno, porque a mí de lo que me acusaron fue de blanqueo de capitales y lo primero que debe haber es un origen ilícito del dinero y aquí son todo transferencias bancarias”.

“El presidente dice muchas cosas y no todas muy claras. Yo sí quiero decirle que el sistema de valuación que se utilizó con Pemex fueron, uno, valoración de activos, una valoración por parte del banco Barclays, que era como un negocio en marcha restando el valor de lo que costaba reparar y para eso ICA Fluor hizo una valoración de 250 millones de dólares” dijo Ancira.

Sin embargo, consideró que una de las razones por las que se inició una persecución en su contra, fue no haber apoyado al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de cara a las elecciones federales de 2018, en las que resultó electo Andrés Manuel López Obrador.

“(Mi error fue) No haber estado con el Peje en su momento de elección, pudiera haber sido eso. No ponerle dinero a su campaña, eso a lo mejor hubiera suavizado y pavimentado muchas cosas”, dijo a Loret de Mola en Loret Capítulo 22.

Sobre dichas elecciones, el empresario aseguró que “no le apostó a nadie”, a pesar de siempre haberse considerado como “priista, en cierta medida”. Por otra parte, dijo que no creía en la llegada de AMLO a la presidencia, por lo que no vio necesario apoyarlo en su campaña.

Por otra parte, consideró que sería necesaria una disculpa del presidente, como la que pidió a El “Chapo” Guzmán, pues a pesar de que tuvieron sus cuentas retenidas hasta cinco meses, no encontraron nada ilegal ni “una cuenta en Andorra” o parecidos, e incluso se mostró dispuesto a regresar el dinero de la transacción.

“Yo no soy El Chapo como dice el presidente que le pide disculpas, a mí no me pidió ni disculpas. Debió, claro, así como dice que hay empresarios corruptos, hay otros que no lo son. Entonces podríamos hablar de una devolución de la lana, hacemos un programa de donativos para saber qué hará con los 200 millones”, enfatizó.

Nota de origen: https://www.infobae.com/america/mexico/2020/11/07/alonso-ancira-se-presento-de-manera-voluntaria-para-reingresar-a-prision-en-espana/

Fuente original de fotografía: Cuartoscuro.