• El gobernador manifestó la disposición de su administración para dialogar con los verdaderos empresarios
  • Reportó que cinco estados cuyo semáforo COVID estaba en naranja, tendrán que dar marcha atrás al reinicio de sus actividades debido a que regresaron a rojo

CIUDAD DE PUEBLA, Pue.- El principal objetivo del Gobierno del Estado es ver y atender las necesidades de los pobres, sostuvo el gobernador Miguel Barbosa Huerta, quien destacó la disposición de su administración por dialogar con los verdaderos empresarios para sacar adelante al estado y su economía después de la pandemia generada por el COVID-19.

Lo anterior lo expuso en la habitual videoconferencia de prensa que ofrece en Casa Aguayo, en la que llamó a los líderes de las diferentes organizaciones empresariales y obreras a retirar los propósitos políticos a sus demandas y mejor encontrar las formas para alcanzar las soluciones que requieren las y los poblanos.

Barbosa Huerta afirmó que, a diferencia de las gestiones pasadas de otra extracción política, su gobierno dialoga, encuentra soluciones y atiende, principalmente, las demandas de los más necesitados.

Reiteró que Puebla se encuentra en semáforo rojo por la contingencia, por lo que insistió que no existen condiciones para la reapertura de las industrias, empresas y negocios. No obstante, dijo que la federación ve al estado con una curva estable que empieza a bajar, por lo que vislumbró que la entidad podría encaminarse a una semaforización que permita planear un regreso progresivo y ordenado de todas las actividades.

Informó que ayer participó en una reunión de la Conago en materia de salud, en la que se dio a conocer que, por registrarse un rebrote del virus, cinco estados que habían reiniciado sus actividades por estar en semáforo naranja, tendrán que dar marcha atrás pues regresaron a rojo.

Por último, Barbosa Huerta reportó 242 nuevos contagiados y 123 rezagados, así como cinco defunciones en las últimas 72 horas y 17 acumuladas.