Ansiedad, agresividad, apatía, insomnio e irritabilidad son parte de las alteraciones identificadas entre la población mexicana que puede desarrollar el síndrome de la cuarentena.

De acuerdo con la Asociación Psiquiátrica Mexicana, entre 45 y 50 por ciento de los mexicanos están propensos a desarrollar este síndrome debido al extendido confinamiento para mitigar el virus SARS-CoV-2.

Desde el pasado abril se ha incrementado el número de pacientes nuevos que llegan a urgencias con algún cuadro de alteración mental, de acuerdo con asociaciones de siquiatría y organismos ciudadanos.

Estas cifras alertaron a la diputada federal de Movimiento Ciudadano, Fabiola Loya, quien promueve un exhorto ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para que la Secretaría de Salud refuerce las estrategias nacionales en materia de atención a los problemas de salud mental, dado que es una realidad que dependencias como el IMSS, ISSSTE y Hospitales Generales carecen no sólo de programas específicos, si no de personal médico especializado en esta atención médica.

La legisladora por Jalisco destacó que en México sólo se destina dos por ciento del presupuesto federal en salud para prevenir y atender los trastornos mentales.

Fabiola Loya Hernández, secretaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Cámara baja, solicitó también a la Secretaría de Salud a trabajar en coordinación con los Servicios de Atención Psiquiátrica y el Consejo Nacional de Salud Mental en el diseño y aplicación de un programa específico de prevención, atención y tratamiento de los trastornos mentales ocasionados y/o agudizados por la pandemia.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha manifestado que, una vez terminado el confinamiento, podemos llegar a presentar situaciones como estrés postraumático, ansiedad crónica y cuadros de angustia, por lo que el gobierno federal, a través de las instituciones de salud pública, debe estar preparado para atender a quienes padecen esos comportamientos.

Fabiola Loya, vicecoordinadora de las y los diputados de Movimiento Ciudadano expuso que los menores también están siendo seriamente afectados por el confinamiento y falta de convivencia con sus pares, ya que al ser partícipes de las preocupaciones de los adultos y al estar expuestos a información que no alcanzan a comprender, empiezan a manifestar actitudes negativas como ira, miedo y violencia, que de nos ser tratadas con oportunidad podrían afectar su desarrollo futuro.

Dijo que la Secretaría de Hacienda debe reconsiderar la asignación presupuestaria en el sector salud y dotar de mayores recursos al Instituto Nacional de Psiquiatría, además de garantizar que en los ejercicios fiscales subsecuentes se cuente con el presupuesto necesario para brindar una atención de mayor alcance en beneficio de los mexicanos.

Nota de origen: https://cronica.com.mx/notas-mexicanos_propensos_al_sindrome_de_cuarentena-1156426-2020

Fuente original de fotografía: Cuartoscuro.