La Fiscalía General de la República (FGR) descartó que haya existido espionaje en el Senado como lo denunció a principios de marzo en una sesión del Pleno la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) con micrófonos y cables en mano como supuestas pruebas.

La instancia judicial dictaminó, en la carpeta de investigación FED/DGCAPUNAI-CDMX/08/2020, que los tres micrófonos exhibidos por el coordinador panista Mauricio Kuri el 5 de marzo de este año forman parte de los 50 micrófonos que fueron adquiridos e instalados en 2012 como parte del Sistema Parlamentario de Audio y Video de la nueva sede.

Los micrófonos que se instalaron ese año en las salas de juntas de los grupos parlamentarios, debían ser conectados directamente al Rack que se instaló en cada sala, bajo la operación y control de cada grupo, pero nunca entró en operación, debido a que no se concluyó con la instalación.

Las investigaciones, que iniciaron el día que el PAN hizo los señalamientos y de inmediato la senadora presidenta Mónica Fernández Balboa interpuso la denuncia formal ante las autoridades correspondientes, concluyeron que esos micrófonos fueron colocados con el conocimiento de todos los grupos parlamentarios, incluido el PAN que era mayoría.

“En las obras de construcción original del Senado de la República se incorporó estructuralmente ductería y cableado en todas las áreas de los distintos grupos parlamentarios, con el objeto de comunicar y grabar sus propias reuniones; teniendo, cada área, el equipo correspondiente, al manejo y resguardo del personal de la Fracción Parlamentaria”, se dictaminó.

Asimismo, las conclusiones dan cuenta que la bancada albiazul es la única que no ha cambiado de espacio asignado en la nueva sede del Senado desde que ésta entró en funcionamientos, por lo que las oficinas que hoy ocupa son las mismas que ocupaba en 2012.

En ese sentido, la FGR dio cuenta que en la investigación se constató la existencia de un plano que forma parte del Anexo 110 del acta de entrega-recepción parcial provisional, en el que se especifica la ubicación de los tres micrófonos de la sala de juntas del PAN, sus características y cómo se harían las conexiones, lo que demuestra que los artefactos siempre han estado ahí pero nunca han funcionado porque no están conectados al panel que está en sus oficinas y cuya operación sólo corresponde a ellos.

Cabe destacar que los Anexos 110 y 111 de la sexta acta de entrega-recepción parcial provisional de los trabajos consistentes en la construcción y equipamiento de la nueva sede de la Cámara de senadores han sido claves en la confirmación de que todos los equipos involucrados en la denuncia del 5 de marzo formaron parte de lo que en 2012 se llamó Sistema Parlamentario de Audio y Video.

En esos Anexos se detalla en qué consistía el sistema, de qué equipos constaba y dónde se colocarían, y específicamente en el Anexo 111 la empresa responsable reconoce que a la fecha de entrega no se realizaron pruebas de funcionamiento del equipo instalado.

La investigación de la Fiscalía General también concluyó, en el punto cuatro de los dictámenes, que tampoco se observó que hayan existido equipos clandestinos o que sean diferentes a los equipos estructurales señalados, en respuesta al dictamen que había solicitado el senador panista Damián Zepeda Vidales.

De acuerdo con el informe elaborado por la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía, en las diligencias el senador Mauricio Kuri aportó tres micrófonos; 43 fueron proporcionados por Sergio Vázquez Martínez, responsable del área de sonido de la unidad de eventos del Senado, y otros 61 fueron entregados instalados, sin pruebas de funcionamientos ni operación, como parte del sistema Parlamentario de Audio y Video.

Nota de origen: https://www.radioformula.com.mx/noticias/20200608/fgr-aclara-que-no-hay-espionaje-en-el-senado/

Fuente original de fotografía: EFE.