El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que pese a las críticas por una presunta militarización en México, luego de que así lo establece un decreto publicado este lunes, son exageradas y de mala fe, y que se necesita la ayuda de las Fuerzas Armadas en temas de seguridad.

“Son de mala fe, aprovechar todo para cuestionar y exagerar”, dijo durante la conferencia matutina de este jueves.

Agregó que las críticas también derivan de “falta de información”, pues el decreto que permite participar a la Sedena y Marina en las tareas de seguridad pública a cargo de la Guardia Nacional, deriva de una reforma que fue aprobada desde el 29 de marzo de 2019.

“Esto se aprobó hace seis meses en el congreso, fue una reforma constitucional que aprobaron todos los partidos y ahí se estableció que había que emitir un decreto, eso fue mero trámite pero ya se había aprobado en el congreso, se hizo una reforma constitucional, y no solo aprobó la cámara de diputados y senadores, sino también los congresos locales”, informó.

Dijo que ahora que se publicó el decreto, “algunos se enteran de que se le está dando facultades a las Fuerzas Armadas para participar en las tareas de seguridad, cuando esto ya se resolvió, por eso hablo de falta de información”.

Agregó que los mexicanos “tenemos la dicha” de contar con el Ejército y la Marina, “que son dos pilares para la defensa de la soberanía, y también para la protección de los mexicanos, para la seguridad pública, no solo para la protección del Estado”

Consideró que se estaba desaprovechando a ambas instituciones para atender el problema de la inseguridad y la violencia, y recordó que cuando la Policía Federal llevó a cabo esa labor, no lo hizo bien.

“Eran sólo 10 mil elementos, imagínense cómo podían atender ese problema con tan pocos, además mal capacitados, con falta de disciplina, estaba echada a perder esa corporación, al grado que la Secretaría de Gobernación tenía que contratar policías privados para custodiar sus oficinas”.

Destacó que las Fuerzas Armadas cuentan con casi 300 mil elementos que no pueden desperdiciarse.

“Por qué teniendo ahí al Ejército, a la Marina, no se utilizaba para darle protección al pueblo, que es lo más importante, y por eso envié la iniciativa de reforma a la Constitución”, indicó.

Además, dijo que el presidente es el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, por lo que tiene la facultad de ordenar el “mátalos el caliente”, “pero esto es distinto, nosotros no vamos a dar la orden de que el Ejército o la Marina reprima al pueblo”.

Vía: La Razón