El peso mexicano registra una pérdida contra el dólar en la última jornada de la semana. El tipo de cambio se ubica en 24.8205 unidades por dólar, frente a sus 24.6830 unidades del cierre de ayer, con datos del Banco de México (Banxico). Una cifra sobre la economía local presiona con fuerza a la moneda.

En febrero el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) registró una contracción de 1.6% a tasa anual, un dato no visto desde la crisis financiera de 2009, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Ante su influencia, la divisa local se desplaza de ganancias a pérdidas.

El movimiento en la cotización significa una pérdida de 13.75 centavos equivalentes a una variación de 0.56 por ciento. El cruce se desplaza entre un máximo de 24.8700 pesos y un mínimo de 24.6056 unidades. Las operaciones perfilan un retroceso semanal frente a sus 23.8670 pesos del viernes pasado.

“Las presiones alcistas para el tipo de cambio se dieron después de la publicación del dato del Indicador Global de Actividad Económica en México, señal de que el mercado considera que el entorno macroeconómico mexicano es desfavorable”, afirmaron analistas de Banco Base en su nota sobre la apertura.

El Índice Dólar (DXY), que mide el desempeño del billete verde frente a una canasta de seis monedas de referencia, muestra estabilidad. Con un movimiento marginal de 0.01% sube a 100.45 unidades. El peso acumula una depreciación de más de 30% en el año y una baja semanal de más de 4 por ciento.