Ginebra. Las autoridades sanitarias mundiales, acusadas por Estados Unidos de haber demorado en alertar sobre el nuevo coronavirus para no incomodar a Pekín, aseguraron el lunes que habían alertado “desde el primer día”.

“Lanzamos la alerta desde el primer día”, respondió el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, a las acusaciones de Washington, asegurando que “no hay secreto” en esta agencia técnica de la ONU.

La OMS aseguró que no escondió nada a Estados Unidos sobre la enfermedad de covid-19, que ha causado más de 165 mil muertos en el mundo desde que surgió en diciembre en China.

“Desde el primer día, no se le ha escondido nada a Estados Unidos”, dijo a la prensa Adhanom Ghebreyesus, después de que Washington suspendió la financiación a la organización, por sospechas de estar demasiado cercana a China y gestionar mal la pandemia.

Vía: La Jornada