Acierta

La CNDH reporta 44 denuncias de trabajadores de salud durante la emergencia

MONTERREY, NL (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha recibido 44 quejas de personal de los servicios de salud en México relacionadas con las condiciones en las que trabajan, durante la emergencia ocasionada por el covid-19 en el país.

En entrevista telefónica, Rosario Piedra Ibarra, titular del organismo, precisa que del 18 de marzo al 9 de abril han sido interpuestos estos recursos por médicos, enfermeros y residentes de instituciones como IMSS, ISSSTE e INER.

Los problemas más frecuentes que enfrentan los inconformes se relacionan con la obligación de la que son objeto para presentarse a laborar, aún y cuando padecen enfermedades como hipertensión, diabetes y enfermedad pulmonar  obstructiva crónica, entre otras.

“Las quejas son porque a las personas les piden que se presenten en sus centros de trabajo aunque estén dentro de esas consideraciones de salud y por las cuáles estas personas deberían guardar cuarentena, igual que cualquier otra persona”, dice la regiomontana.

Entre otras de las inconformidades que han recibido en la Comisión, están las de los trabajadores del sector que protestan porque no reciben material de seguridad para protegerse adecuadamente en estos tiempos de aislamiento, cuando deben laborar de manera especial ante la pandemia del coronavirus.

Piedra no proporciona más información, porque, dice, los casos están en análisis y los encargados de las visitadurías efectúan las respectivas investigaciones, pues además de los casos que surgen por la contingencia médica mundial, la CNDH observa quejas, por otras situaciones, que les siguen llegando.

Las quejas pueden ser desechadas si se encuentra que no están fundamentadas, aclara.

Medidas cautelares

De igual manera, en esta temporada de coronavirus el organismo nacional ha dictado tres medidas cautelares, para responder a situaciones de riesgo, por la muerte de un enfermero del IMSS; para personal del Dirección General de Atención Psiquiátrica; y para proteger a trabajadores del Hospital General de Toluca y de la Clínica Nueva Oxtotitlan.

La ombudspersona explica que la CNDH sí puede actuar de manera oficiosa frente a una violación a los derechos humanos de una persona, pero solo en los casos en los que la vida se encuentre en peligro.

Señala que, además de las denuncias que han recibido de manera oficial, la Comisión se ha enterado, por notas periodísticas, de otro tipo de situaciones a las que han estado expuestos los médicos y enfermeras, a causa de la enfermedad viral.

“También nos enteremos por notas periodísticas y otras cuestiones que trabajadores de salud, como médicos y enfermeras, están siendo agredidos y no necesariamente en sus centros de trabajo. Leía una nota de una enfermera que estaba en una tienda y pasó un hombre y le arrojó el café hirviendo en la espalda y le dijo que los iba a contagiar”, dice Piedra, en referencia a un incidente recientemente reportado en Mérida.

En estos tiempos de encierro forzado por el padecimiento viral, la presidenta de la comisión pide a la ciudadanía mantenerse informada, pues de esta manera se pueden prevenir numerosas violaciones a los derechos humanos.

“De cualquier forma, nosotros estamos abiertos a escuchar a todo aquel ciudadano y ciudadana que sientan que sus derechos han sido conculcados en cualquier situación de la vida. Y nosotros seguimos trabajando en la Comisión. Di la orden de que el personal se fuera a su casa y que íbamos a hacer desde allá el trabajo de la oficina, con guardias en ciertas áreas, como es quejas. Y los visitadores están atentos”, señala.

La presidenta de la Comisión Nacional menciona que, con frecuencia, los ataques a los trabajadores del área médica son ocasionados por la falta de información de quienes pueden suponer erróneamente que han estado en contacto con personas infectadas, lo que las convierte en sujetos riesgosos.

La desesperación por el encierro, también se ha convertido en un detonante frecuente para este tipo de acciones.

Piedra Ibarra invita a la ciudadanía en general y, en particular, a los trabajadores del área de la Salud, a que presenten sus denuncias, si es que sienten violentados sus derechos, en las oficinas que la CNDH tiene en algunos de los estados o, en su defecto, que acudan a la respectiva comisión estatal.

Si los órganos de las entidades no actúan, la Comisión Nacional espera un tiempo razonable, y atrae la queja para darle seguimiento, explica.

Vía: Proceso

Salir de la versión móvil