Acierta

Advierte INE que el presupuesto lo lleva a un límite crítico

Ciudad de México. Al anunciar medidas para afrontar el recorte de mil 71 millones de pesos a su presupuesto, consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) afirmaron que el funcionamiento de la autoridad electoral ya se da con el cinturón apretado, pero esto no puede llevar a “asfixiar sus obligaciones constitucionales”.

En conferencia de prensa, el presidente del Consejo General, Lorenzo Córdova, advirtió que el recorte aprobado por la Cámara de Diputados colocará al INE en 2020 en un límite crítico, aunque no se pondrán en riesgo las elecciones, y resaltó que, en este año y ejercicios anteriores, las medidas de ahorro “han sido mayores” a las de su presupuesto.

-¿Es decir que se han apretado el cinturón, como ha planteado el presidente? –se le preguntó.

-Llámelo como quiera –respondió.

La consejera Pamela San Martín resaltó que el INE es una institución del Estado “y su función no es apretarse el cinturón, es ejercer las atribuciones que tiene encomendadas”.

A su vez, el consejero Benito Nacif resaltó que el instituto envió al Ejecutivo –para que lo incluyera en la propuesta de paquete económico- un presupuesto “con el cinturón apretado”, pero que el recorte afectará el funcionamiento de inversiones en infraestructura y de actualización tecnológica.

El consejero Jaime Rivera resaltó que será inevitable ajustar algunas funciones del instituto, pero insistió que la reducción del gasto no puede llevar a la asfixia de las funciones del organismo electoral.

Córdova anunció que se revisarán los convenios que el instituto tiene suscritos con el gobierno federal, como el que está vigente con la Secretaría de Gobernación para el monitoreo del uso de los tiempos del Estado, e incluso no descartó la posibilidad de que, en adelante, se cobre por ese tipo de servicios que ahora son gratuitos.

Al leer un documento a nombre del Consejo General, indicó que el sufragio efectivo ya es una realidad “y no debe sacrificarse por motivo alguno”.

Indicó que el fortalecimiento de la democracia es una inversión necesaria. “Sacrificar la democracia y las elecciones libres y genuinas organizadas por una autoridad electoral autónoma, independiente e imparcial significaría, además de un lastimoso retroceso histórico, un enorme costo social y político, e incluso económico”, dijo.

Anticipó que, en la sesión del 11 de diciembre, el Consejo General terminará de adecuar su presupuesto, pero por lo pronto se ha decidido tomar tres medidas, sobre la base de que sacrificar la democracia y las elecciones libres y genuinas significaría un lastimoso retroceso histórico:

-La reducción hará imposible la inversión para renovar infraestructura informática de monitoreo de 2 mil 200 canales de radio y televisión.

-Suspender la inversión en infraestructura física en módulos de atención ciudadana.

-Y revisar los calendarios de inicio de operación del proceso federal 2020-2021 y posponer hasta el límite, el proceso que mandata la ley.

Salir de la versión móvil